CANELONES DE ROPA VIEJA

0:15

Nada se tira, y menos la comida, esa debería de ser nuestra consigna y más en los tiempos que corren, así que en esto consiste la receta de hoy, en no tirar sino reciclar.
Supongo que más de una vez os habrá pasado que cuando hacéis caldo o algún tipo de legumbre os sobra la carne que usáis para ello, a mi personalmente, la gallina, que no hay forma, se me hace una pelota en la boca que no va, ni pa lante, ni pa trás. Que ni tan siquiera en croquetas a pesar de que me encantan.
Lo que suelo hacer es reservar el zacarrón, la carne del hueso del jamón y la gallina. Una vez hago el caldo, lo desmenuzo y lo congelo tal cual esperando la ocasión.
En esta receta quiero versionar la típica carne con tomate que hacemos con el cocido.
INGREDIENTES
500gr     de sobras
1            cebolla
2            dientes de ajo
2            zanahorias
500ml    leche
2            cucharadas de harina
pimiento asado
pimienta
vino blanco
salsa de tomate
bechamel para napar
canelones precocidos

Ponemos a rehogar la verdura junto con el ajo y echamos un poco de sal. Respecto a la verdura, ya que tenemos un plato de sobras podemos recurrir a esos trozos que nos van sobrando en la nevera, medio puerro por aquí, unos champis por allí, todo bien picadito y a la sartén.
Hay que tener en cuenta que la verdura no se quede seca porque se agarrará, para evitar esto si vemos que el fondo de la cazuela se seca hay varias opciones, más aceite, vino o agua. Yo prefiero el agua, de esta manera el plato nos quedará con mucha menos grasa.
El día anterior habremos sacado las sobras del congelador. Una vez descongeladas,mientras se hace la verdura las picamos con la picadora, a falta de ésta, bueno es el cuchillo y un poco de paciencia, el relleno queda más fino si lo picamos todo bien.


También ponemos a preparar las láminas de canelones, yo he elegido unas que vienen ya precocidas, es mucho más rápido y menos engorroso, sólo hay que ponerlas un rato en agua caliente, según te indica el fabricante.


Cuando tenemos la verdura en el punto deseado añadimos la carne y el vino blanco, dejamos que se evapore un poco el alcohol.



Echamos la harina y damos unas vueltas para que ésta se cocine, por último vamos poco a poco introduciendo la leche mientras damos vueltas. Lo que intento es hacer una especie de bechamel para que el relleno de los canelones quede más jugoso, hay que tener en cuenta que la carne de cocido suele quedar bastante seca y no queremos que se nos haga una pelota en la boca al comerlo. Una vez está preparado nuestro relleno, añadimos un poco de la salsa de tomate. Pimentamos, cuidado con la sal, ya que la carne ya tendrá su punto de sal desde el momento que la hemos cocido anteriormente para la preparación de donde nos haya sobrado.


Para rellenar los canelones es mejor dejar enfriar un poco la masa, así se trabaja más fácil. Así pues un poco de relleno, una tira de pimiento y enrollamos.




Seguramente os sobrará relleno. Se puede congelar y usar otro día, por ejemplo para hacer una lasaña.
En una fuente habremos puesto el tomate como base.



Encima vamos colocando los canelones después napamos con la bechamel, receta que haremos otro día. Casualmente en su programa de ayer David De Jorge hizo una receta de bechamel baja en calorías que me pareció muy interesante y que un día probaremos.

Finalizamos espolvoreando con un poco de queso por encima, tipo enmental o mozarella y a gratinar.
El resultado final...pues os lo dejo a la imaginación, sobretodo por que mi mala cabeza ha hecho que me coma el plato sin haberlo fotografiado.

También te puede interesar...

0 comentarios

Síguenos en Facebook