MI TABLA DE LAVAR

22:43

Y aquí sigo yo trasteando con mis aperos de pajar.
Estaba yo con ello en mente y me decidí a coger aquella bonita estantería que tenía echado el ojo, esperándome en el pajar Así pues le pedí a mi suegro que me bajase la bonita estantería ya que mis torpes piernas es mejor que no se metan en ciertos sitios de difícil acceso, y el allá que va, volviendo de manos vacías. "Que no hay nada, he estado mirando en las cosas que separamos y allí no hay ninguna estantería" y yo "Sí, sí grandota con esta forma" "Voy a mirar otra vez" Al de un rato vuelve una vez más. "Qué no, está el cuco, la tabla de lavar, la radio... pero nada de estanterías" Yo insisto, porque tiene que estar, y encima pensando para mis adentros, ¡este hombre ya me la ha hecho tablas y la ha tirado al fuego!¡horror! Y otra vez vuelve, no, no y no, la tabla, el cuco, la radio...Bueno, tendré que subir. Pues sí allí estaba la dichosa estantería que en realidad no es una estantería sino una tabla de lavar. Yo creo que si hubiera podido en ese mismo instante me la hubiera hecho tablas, sí, ¡pero en la cabeza! Qué le voy a hacer si soy una ignorante de ciudad.
Os presento a mi estante-tabla de lavar.




La idea es ponerla en la habitación de la niña, a modo de...¿lo adivináis?, seguro.
Primero y lo más importante a parte de limpiarla bien, es tratarla contra la polilla. Hoy en día hay ya un motón de productos con color, incoloros, en spray. He de decir que este trabajo ya me lo habían hecho y es que tengo un suegrín ¡qué no para!
Después, ya todo de mi cosecha, un poco de lija para limar asperezas y el gesso o imprimación. Quería darle un toque un poco shabby pero acorde con la habitación de Naia por lo que usé de tono base un rosa orquídea para las zonas que quería luego lijar. Después apliqué la vela sobre el rosa, de esta forma cuando lijas sobre el color final la parte de la pintura donde se ha aplicado la vela se levanta dando ese toque a viejo tan buscado.
El siguente paso ha sido una mezcla de decoupage, estarcido y scrapp. Buscaba papeles con hadas, mariposas o similar, ya que sin haber sido consciente de ello y poco a poco se ha convertido en el motivo central del cuarto. También me decidí por el scrap para darle un poco de volumen a la estantería.
Tengo más detractores que otra cosa respecto al resultado final del trabajo, ya que sí es cierto que a perdido todo rastro del uso original que se le daba a la tabla, vosotros diréis.






Quién sabe, un día me da es siroco ese con el que a veces espanto moscas y recupera su estado original...

También te puede interesar...

0 comentarios

Síguenos en Facebook