Restaurante Etxaniz, Bilbao

9:30

Una vez pasado el primer bache del inicio de la semana miramos al frente con otra perspectiva, la de que ya queda un día menos para llegar al fin de semana y para los que ya estéis pensando en él y penséis pasarlo en la inmediaciones de Bilbao os propongo un plan.
Hace unas semanas estuve comiendo son la family en el restaurante Etxaniz, dentro del Holtel Indautxu en Bilbao. Para nuestra familia nos trae un montón de recuerdos ya que hace tiempo solíamos celebrar esas fechas importantes en él. Siempre fue un valor seguro precio/calidad/atención un 10 con un maitre buenísimo-pena que no recuerde el nombre- y un menú con los segundos a elegir de una carta que se superaba cada vez. 
He de decir que las cosas, como todo, han cambiado -no así su decoración, para prueba un brazo-



y estas fotos que os dejo, que avalan el hecho de que el sitio necesita un poco de chapa y pintura.


Te encuentras con un sitio, si bien como os digo un poco viejuno, de mesas amplias y elegantes, con manteles de hilo y espacio suficiente para que no te tengas que pelear con el codo de la persona que se sienta a tu lado.
Nos encontramos con dos menús de entrantes comunes y en función de los segundo que elijas varía el precio entra 19€ y 24€ con un tinto de Castilla -que no probamos- y un blanco D.O Rueda que se bebía bien, todo IVA incluido.


Como somos muy curiosotes nos pedimos todo para compartir.

Carpaccio de rape, setas de temporada y brotes tiernos. Se pasaron un poco con los brotes -rúcula- que como siempre tienes la opción de retirar, sobre todo si quieres degustar lo demás.


Escabeche de salmón hecho en casa, tosta de pan negro y mantequilla. Sabor sorprendente y fresco que nos gustó a todos.


Risotto de pato y vino tinto. El toque del vino tinto genial y conmigo una arroz un su punto siempre triunfa.


Espárragos trigueros salteados con lascas de queso roncal.


Vamos con los segundos,
Anchoas rellanas de anchoa y pimiento verde.


Carrilleras de cerdo guisadas y braseadas en su propio jugo, cremoso de patata -que no es más que un puré de patata muy suave y trufa negra. Las carrilleras estaban deliciosas y sabrosísimas, tengo que intentarlo en casa.


Chipirones asados al aceite de carbón, con verduritas salteadas, aceite verde y pinceladas de sus tintas.


Mollejas de ternera empanadas, estofado de hinojo y morcilla ibérica. Una pena porque con el estofado y la morcilla tal y como plantean el plato, la molleja pierde ese cras-cras característico del empanado, no me gusto.


Los postres, me llevé un chasco porque a pesar de ser caseros insípidos.
Clásica "lemon pie" a nuestro estilo.
Tarta ópera de zanahorias, espinacas, queso fresco con crema helada quesera.
Milhojas de fresas con nata en merengue "lyo"
Torrija caramelizada hecha a la antigua con helado de vainilla, de la cual no tengo palabras para describir su cremosidad y sabor. Exquisita.



En resumen precio-calidad un 9, vale que los nombre de los platos son un poco, como queriendo ser pero no son cocina de autor, pero eso está de moda. Lo que si ofrecen es producto de primera calidad muy bien cocinado y buscando un poco salir del típico menú. Para mí y teniendo en cuenta que los menús de fin de semana son siempre más caros merece la pena acercarse al Etxaniz y pagar 19 o 24€ por persona.


Y para rematarla y ya que estábamos en familia una..........


.......en la Compañía del Ron, pero sólo una que al precio que están las copas mejor la sigues en casa.....



También te puede interesar...

0 comentarios

Síguenos en Facebook