Cómo comer puerros en verano...

9:30

Ya os he dicho alguna vez que lo que quiero compartir aquí es un poquito de mí, trucos sencillos que nos faciliten un poco las cosas. El vertiginoso ritmo al que giran nuestras vidas nos da poco tiempo para pararnos en general, apreciar los pequeños detalles y mucho menos gastar parte de nuestro valioso tiempo en buscar recetas, trucos para decorar la casa y demás detalles. Así que no me quiero enrollar más y gastar de vuestro tiempo, voy al turrón.

Hoy lo que os traigo es una forma de no renunciar a ciertos alimentos que tal y como acostumbramos a comerlos, en verano no apetecen nada.
En mi última visita al pueblo me traje unos puerros de la huerta, ¡qué ricos! Ahora que cuando me puse a pensar en la comida me di cuenta que la porrusalda, muy socorrida y perfecta para este ingrediente pues que no, a ver quién es el guapo que llega a casa con 25º en la calle y se mete un platazo de porrusalda, seguro que no soy la única que piensa igual.
Os presento mi solución, fácil fácil, rápida y sin tonterías.


Cocemos las patatas con la piel -ya sabéis, en agua fría y a fuego muy lento para que no se abran-, unos 25 minutos desde que empieza a hervir. Ponemos también a cocer los huevos cuando rompa el hervor en 10 minutos ya estarán cocidos.
Picamos todos los ingredientes. Para este caso yo la patata la corto en trozos -más bien pequeños- como si la triscases para un cocido.
Salpimentamos, rallamos el jengibre y echamos unas gotitas de tabasco, esto dependerá un poco de lo que nos guste el picante, teniendo en cuenta que el resultado final va a ser de un sabor bastante fuerte con el toque que le dan los pepinillos y el vinagre.
Mezclamos la mayonesa con la mostaza y el vinagre y lo incorporamos bien.
Unas horas en el frigo para que coja bien los sabores y ya está.
Como os dije, fácil y rápida.






By Sara

También te puede interesar...

0 comentarios

Síguenos en Facebook