Materia Prima

9:00

Sabéis que todas la semanas dedico un post a la cocina y digamos sus derivados, alguna receta, críticas sobre restaurantes... hoy os traigo algo diferente, ni vamos a comer fuera, ni vamos a trabajar en la cocina.
Hoy vamos a conocer una parte importante de nuestra cocina y sin la cual el resto no existiría. Vamos a dedicarle un ratito a las materias primas.
Muchos me habéis oído hablar alguna vez sobre los productos naturales que utilizo, he de puntualizar además, prácticamente ecológicos -sino mi suegro me mata- ya que no utiliza productos químicos, salvo que un mal bicho se meta donde no debe.
Algunas huertas hace ya unas semanas que empezaron a dar sus primeros frutos, dependiendo sobretodo del clima en el que se encuentren. En este caso, situada al norte de Palencia, digamos que... es un poco tardía y es ahora cuando empezamos a recoger.
Esto es como todo y cuando empieza vas a tripadas, tripadas de calabacín, tripadas de tomate, tripadas de pimientos....y aunque se envasa, congela y regala, nos gusta comer fresco, así que comemos a tripadas.



 Bajo tierra están creciendo una buenisimas zanahorias, que también sirven de alimento para algún que otro ratón.


Color en la lechuga para nuestra ensalada perfecta sin necesidad de recurrir a Florette.




Aunque no lo parezca aquí tenéis unos guisantes, abrir la vaina y comer.


Unas vainas, a mí me gustan bien cociditas.


¿Os podéis creer que debajo de este mar verde se estén fraguando unas buenas patatas?



 Calabacines, que no falten, ya os lo dije...a tripadas.



Y no podían faltar los reyes de la huerta, los tomates, que por cierto este año no pintan muy bien, es lo que tiene, un año no das a basto y al siguiente no hay manera.

¿Os lo imaginabais así?


© Esta publicación es original de Tu Cajón Vintage Prohibida la copia total o parcial, sin citar y enlazar a la fuente original.

By Sara

También te puede interesar...

4 comentarios

  1. Uff! Me pido una ensalada bien fresquita!

    ResponderEliminar
  2. Que buena verdad?? Da gusto poder disfrutar de este tipo de productos, además recien sacados de la tierra

    ResponderEliminar
  3. Uno de mis sueños: tener una huerta como la de tu suegro, cuidarla con tiempo y mimo, cocinar amorosamente sus productos...
    Maravillosas fotografías.
    Besos y disfruta tus vacaciones

    ResponderEliminar
  4. Este es el sueño de muchos!!! Que suerte poder comer fresco todos los dias aunque sé que detrás hay mucho trabajo y dedicación!!!
    Besitos

    ResponderEliminar

Síguenos en Facebook