Galletas LOVE de mantequilla

10:00

El miércoles tenemos la receta de la semana, unas riquísima pastas de mantequilla, no os penséis que esta es una exclusiva para vuestro día, la de hoy es una exquisita receta apta para todo el año, con la que seguro conquistareis a parejas, invitados o familia en general, claro está a no ser que topéis con algún rarit@ -ahora alguien que este leyendo pensará "a mí no me gustan las galletas de mantequilla", me reitero, eres rarit@-
Vamos con un tono un poco más serio y profesional, lo bueno que tienen las galletas es que le puedes dar la forma que desees por lo que aprovecharemos las receta y la ocasión para darle una forma más....romántica, llenemos nuestro día de corazones, sacar al empalagos@ que hay dentro de vosotr@s y volver a vuestra adolescencia cuando escribíais en la mesa del pupitre la palabra amor mientras mirábamos anhelantes a las musarañas con la melodía de fondo del profe de latín.
Qué soy una pesada, ya lo sé, es cuando una se convierte en madre hace aparición el gen de la pesadez que vive aletargado en nuestro interior hasta que damos a luz. ¡Por favor una buena mantequilla! Sino tus pastas serán vulgares galletas caseras.








Los pasos son super sencillos, mezclamos los ingredientes. Primero la mantequilla a temperatura ambiente con el azúcar, incorporamos las claras una a una hasta que estén bien integradas y por último la harina con la sal. La vainilla es opcional, vamos a gustos, yo le pongo unas gotitas.
Para darles forma pongo la masa en una manga pastelera y así dar rienda suelta a mi romanticismo. Precalentamos el horno a 150º y dejamos que horneen unos 15 o 20 minutos hasta que veamos que empiezan a dorarse los bordes que será señal de que les falta poco. Es mejor poner una sola bandeja aunque te lleva más tiempo y con calor únicamente abajo.













Schissss, os contaré un secreto no sé porque razón esta vez mi mente estaba en la luna de Valencia -bueno sí lo sé, es el lugar habitual de mi mente- el caso es que después de medir y preparar la harina me lié y ante la duda preferí quedarme corta, el efecto, pues una masa demasiado blanda y sin cuerpo en el horneado. Encima se me escurrió un poco al fondo del horno y ¡menudo cristo!

 ESPERO QUE OS GUSTEN 



Image and video hosting by TinyPic

También te puede interesar...

3 comentarios

Síguenos en Facebook