Crema de Patatas a la Riojana con huevo a baja temperatura

9:30

Mira que intento ser positiva en general aunque muchas veces no lo consiga pero es que intentar escribir con el clon clon de las persianas y el silbido del viento como música de fondo hace un poco difícil la concentración. El tiempo no da tregua en el norte y hemos empezado el mes de marzo con más de lo mismo, más lluvia, más viento. El sábado de Carnaval el tiempo no dio descanso y no paró de llover, mejor dicho, diluviar en todo el santo día, disfraces, desfiles...todo deslucido gracias al agua. Así que con esta perspectiva lo único que apetece son pucheros, caldos y guisos por eso la de hoy es una de esas recetas humeantes que calienta la tripa con carácter y sabor.
Inspirada en uno de los platos que puede degustar en mi visita al Azurmendi os traigo este clásico reinterpretado a mi estilo, sin muchas complicaciones dando como resultado una receta fácil con la que podrás sorprender a cualquiera con algo innovador a la par que sencillo.

2 patatas grandes
2 trozos de unos 4cm de chorizo picante
1 cebolla
1/2 pimiento rojo
1/2 pimiento verde
3 dientes de ajo
4 pimientos choriceros
1 chorro de vino blanco
agua
leche evaporada
huevos





La base de la receta es la de unas Patatas a la Riojana normales. Picamos la cebolla, el pimiento y el ajo, no hace falta que sean trozos pequeños porque luego lo pasaremos todo por la turmix. Rehogamos la verdura. Triscamos las patatas y las incorporamos a la cazuela con un chorrito de vino blanco. Añadimos el chorizo -si no te gusta el picante, ya sabes- y los pimientos choriceros que habremos limpiado y retirado las pepitas. Por último agregamos el agua y dejamos cocer a fuego lento 15 minutos. Pasado este tiempo rectificamos de sal. Sacamos el chorizo que lo picaremos en tacos y el pimiento al cual separamos la carne para volver a incorporar a la cazuela. Pasamos todo por la turmix y al final mezclamos con medio vaso de leche evaporada.
Rehogamos uno de los dientes de ajo junto con el pimiento verde e incorporamos el chorizo picado, esto será la guarnición.
Ahora sólo nos queda cocer el huevo de esta forma.


Hay diversas formas de realizar esta técnica, esta me parece la más sencilla y únicamente hay que invertir en un termómetro para cocina, unos 10€, seguro que le das uso para un motón de cosas.
Soy super fan de este tipo de cocción, me encanta el huevo y de esta forma sorprenderás al poder disfrutar de toda la yema que se rompe dentro del plato, es como una explosión de sabor. Por eso esta técnica es muy usada en la cocina moderna, sencilla, resultona y efectiva.
Montamos el plato con la crema, sobre ella el huevo cocido con un poco de sal maldón y una gota de aceite por último ponemos un poco de guarnición en un lateral.











Espero que os guste la receta de hoy


Image and video hosting by TinyPic

También te puede interesar...

2 comentarios

Síguenos en Facebook