Pura esencia en esta tienda, bar

9:00



Este fin de semana hemos salido a celebrar el día de la madre y hemos cambiado nuestro habitual bocadillo sentados al sol en un prado por una mesa en condiciones, plato y todas esas parafernalias.
Como no teníamos ganas de pagar peajes y esas cosas hemos tirado según escupes al mar, hacía la izquierda y hemos aterrizado en Solares, Cantabria para comer en La Tienda de Pedro García.
Así que hoy os traigo uno de esos tour que ya me gustaría a mí hacer más a menudo.
La verdad sea dicha Solares no es un pueblo que tenga mucho que agradecer excepto el Balneario y este restaurante, tienda, bar, tan especial.
Vamos a contar un poco de la historia de este lugar tan singular, retazos de una vida que además te presentan en las primeras páginas de su carta y que os voy a reproducir.

"Lugar atípico donde los haya, es una antigua tienda de comestibles (Colmado) de principios del S. XX que abrió sus puertas en 1926 y que fue habilitada como restaurante en 1996.
La tienda la fundó Pedro García y su esposa, éstos tuvieron cinco hijos que con el tiempo colaboraron y heredaron el negocio. Dato curioso fue que ninguno de ellos se casó, ni tuvo hijos.
Al morir el último, en 1971, la tienda se cerró y quedó tal y como estaba.  En 1996 nos la encontramos,
después de 26 años, igual que aquél último día; de ahí que pudiéramos respetarlo todo para que nuestros clientes al entrar por la puerta, de inmediato se trasladen a aquella época. En el local no hemos cambiado nada, ni la estructura, ni el mobiliario. Así que en lo que era el despacho de la tienda se encuentra el bar con cinco mesas de mármol para tomar el aperitivo, comer, cenar o simplemente degustar un buen café.
Atravesando la barra, en la antigua trastienda, se encuentra la cocina y un  pequeño comedor con cuatro mesas, donde antaño almacenaban los objetos de ferretería..."

Come veis todo el local es pura esencia, pero lo mejor es que os lo cuente con imágenes.
















La comida que puedes degustar es todo pura calidad. Como éramos cuatro pudimos sacar varios platos para poder probar bastantes cositas, cada cual más rica, el revuelto de boletus, las mollejas o los fritos súper ricos y cremosos. El solomillo purita mantequilla.




Y los postres no se quedan atrás, la tarta de queso de 10.




Para que os hagáis una idea unos 25€ por cabeza 7 platos y 4 postres más la bebida. Eso sí, no os olvidéis de reservar porque suele llenarlo todo.


By Sara

* twitter * facebook * pinterest * instagram *




También te puede interesar...

15 comentarios

  1. Madre mia que lugar tan encantador!! Como me gusta que se conserven asi, lugares tan emblematicos!!
    Y encima menuda pinta tienen esos platos! Se nota que lo disfrutasteis!!
    Muchos besos!
    Nika

    ResponderEliminar
  2. Que sitio tan bonito! Con los platos de la comida me ha entrado hambre jaja
    un beso!

    ResponderEliminar
  3. Asi de cierto es ...la primera vez que vas te impacta, pero es muy grata la sensación y la comida es exquisita.

    ResponderEliminar
  4. Hola la tienda de Pedro es hermosa!
    Y los postres se ven deliciosos así con gusto rompo la dieta!
    besitos

    ResponderEliminar
  5. Uy, me pienso pasar por allí Sara, gracias por compartir!!
    Bss

    ResponderEliminar
  6. Me encanta este tipo de locales! Sobre todo por su historia... Qué pinta tiene todo.... habrán disfrutado muchísimo!
    Muchas gracias por compartir y suerte!

    ResponderEliminar
  7. Quieres ganarnos por el estómago, ¿no?
    Ay esos mejillones y esas tartas....
    El local tb muy chulo ;)
    Adoro los muebles de oficio y esa cajonera es genial.

    Saludos!!

    ResponderEliminar
  8. Un lugar muy entrañable, la barra y ese mueble de cajones, me encanta.

    ResponderEliminar
  9. Es un sito precioso y con historia, además los platos tienen muy buena pinta!

    ResponderEliminar
  10. Un sitio muy agradable!!! Que bien se come en el norte!

    ResponderEliminar
  11. ¡Me quedo con ese azul aguamarina precioso! guau! un abrazote!

    ResponderEliminar
  12. Esos postres son muy apetecibles¡! Que alegría que estos locales con tanta historia sigan trabajando así de bien.

    ResponderEliminar
  13. Que historia mas chula! Como me gusta que me enseñeis estas cositas. Muuuaks Sara

    ResponderEliminar
  14. No me extraña que siempre esté lleno. Me he enamorado del mueble con los cajones. Qué bonito! Y me encanta la foto con ese color y esas texturas de los apliques y la madera. Gran propuesta! Besos

    ResponderEliminar

Síguenos en Facebook