Shot, packaging

23:22




Por fin se acaba una semana mala malísima, uno no sabe lo bien que está hasta que deja de estarlo y como algunos ya habéis podido ver (CLICK) tengo una buena avería en el pie, esguince de grado 2 a 3, siendo 3 escayola...después de esta experiencia puedo incluir a los fisioterapeutas en la lista negra de "encima que me sacas dinero me haces sufrir", en esta lista se queda junto profesiones como la de dentista y además estoy segurisísima que no soy la única que tiene una lista similar. El caso es que llevo arrastrando mi pie durante casi dos semanas de reposo en las cuales te tienes que seguir haciendo cargo de las cosas del día a día durante tu reposo absoluto. Menos mal que las vacaciones están a la vuelta de la esquina y aunque a trancas y barrancas conseguimos arrastrarnos hasta ellas, para más inri con la pata chula. Un escalón se convierte en un muro y un muro en la tapia, ¡¡estoy yo como para carreras de obstáculos y sprint final!!
A todo esto las rebajas ni catar -sobre todo porque mi presupuesto junto con mi wish list se la ha quedado mi fisio- A pesar de todo ayer me aventuré a darme un paseo por ellas, teniendo una niña de 3 años, es una disculpa perfecta. Como de todo siempre sacamos algo bueno y es que cuando entré a Pull & Bear allí estaba este sorprendente packaging.




No suelo hablar de estos temas pero siempre hay una primera vez para todo, decoración=diseño y la palabra diseño tiene un ámbito de acción bastante amplio, muchos me diréis que con el packaging de hoy no estoy muy a la última de diseño, ya que tiene por lo menos un año pero a veces encontramos los más en los lugares más insospechados donde no pondríamos el ojo ni a tiros.
Nos encontramos con un producto low cost y un diseño que muchas de las firmas más cotizadas del momento quisieran para sí. No sólo por lo que salta a la vista, sino porque además está avalado por el premio Liderpack de oro al diseño joven, categoría estudiantes y que recibieron los alumnos del Máster en Diseño y Dirección de Arte Jacobo Sandino, Hisa Nimi y Alejandro Giraldo, packaging y noming, Shot, todo uno, ya que el nombre hace referencia a las cámara de Canon llamadas Shot.
La verdad es que no puedo hablar mucho de sus fragancias, porque ni se me ha ocurrido olerlas, más aun teniendo en cuenta que soy bastante especial para estos temas.






Para una aficionada a la foto como yo podría ser un must aunque sólo sea para adornar la mesita de noche, esa que no tengo, jeje.




Y eso es todo por esta semana, cuesta arriba, menos, mal que hoy me voy a visitar mi añorado Gijón, a ver si termino de rematar mi pie, ¡¡qué corra la sidra!!!

By Sara

* twitter * facebook * pinterest * instagram *




También te puede interesar...

3 comentarios

Síguenos en Facebook