Sillas recicladas para Diariodeco, antes y depués

9:00

3 ideas de antes y después para recuperar una silla

Estrenamos mes y lo hacemos con la fiesta de la decoración, Diariodeco, este mes dedicada a el antes y después.

En este momento tengo varios trabajos entre manos para mostrar pero como todos están a medias los voy a dejar para otra ocasión.
No sé porque pero últimamente me ha entrado una especial obsesión con las sillas, pero cuanto más antiguas mejor. Se me van los ojos a todas esas sillas con ese toque a viejo que se intuye a distancia. Y no me refiero a las nuevas creaciones de estilo vintage que se nutren de los antiguas diseños para crear nuevas versiones, sino a esas piezas que están a punto de ir a la basura porque ya han perdido todo su esplendor.
Tampoco quiero esa versión fiel, la restauración de una pieza en su estado más realista. Me decanto más por el reciclaje creando ambientes con mucha personalidad, de esencia clásica pero con un toque más chic y actual. Por esos he seleccionado tres antes y después de unas sillas que han recibido una bonita segunda oportunidad para volver a ser protagonistas en la decoración de una casa.

En Amor por la Decoración nos enseñaros hace unos meses una vieja silla que en dos pasos, aquí y aquí. Una de esas sillas que casa de los padres, a la que tienes que mirar dos veces para ver su autentico potencial. Lorena, muy fiel a su estilo con un punto heavy se decidió por el negro que junto con la pasamanería de tachuelas le dan un punto total.

3 ideas de antes y después para recuperar una silla

3 ideas de antes y después para recuperar una silla

Fan total de esta bonita silla de Rut Chicote, que acertadamente Rut salvo de ir a la basura. Preciosa ¿verdad? tanto que me la quedaría en cualquiera de los procesos del reciclado de la misma, porque lijada y en su color natural con una capa de cera o similar hubiera quedado fantástica. Con un acabado final en laca, me encanta el resultado.

3 ideas de antes y después para recuperar una silla

3 ideas de antes y después para recuperar una silla

Y aunque tengo algún mueble reciclado a base de laca soy más bien de brocha gorda, aspecto envejecido y esas cosas. Como hice con esta silla que quedó de lo más mona en rosa, con chalk paint. Aunque he de decir que el proceso de decapado y lijado no me fue también como a Rut.

3 ideas de antes y después para recuperar una silla

3 ideas de antes y después para recuperar una silla

Seguro que después de esto os han entrado ganas de ir a por alguna silla de esas viejas, viejas.

Esta es mi aportación para diariodeco 12.


By Sara

* twitter * facebook * pinterest * instagram *




También te puede interesar...

19 comentarios

  1. Sara, las tres son preciosos, aunque yo me decanto un poco más por los tonos empolvados y pasteles. El negro es una opción muy atrevida, pero ha quedado genial, personalmente me gusta mucho en ropa, pero no lo uso casi nada en muebles.
    Estoy contigo en que la restauración pura y dura no es para nada actual, aunque quizás algunas piezas lo pidan. Pero pensemos que en Francia siempre han pintado los muebles. Personalmente el gris francés me encanta.
    Me han gustado mucho las tres. A mi me apasiona también la transformación de esos muebles olvidados.................. que volvemos a recuperar.

    Bss

    ResponderEliminar
  2. Es verdad Sara creo que se nos van los ojos a las sillas más antiguas de madera y más cómodas.
    Los tres ejemplos son chulisimos...incluso si gueran de la misma persona combinarian...
    Un beso

    ResponderEliminar
  3. ¡que bonito post de sillas recicladas Sara! ;) ¡Me gustan las tres, cada una con su personalidad y el de su dueña! ;) muack!

    ResponderEliminar
  4. Yo tengo en casa una silla con el asiento de mimbre que pinté de negro hace unos 7 años. Entonces me encantaba esa opción, pero ahora tiro más por colores empolvados. La gris me parece una pasada!

    ResponderEliminar
  5. La Rosa es ideal! Y la gris y el acabado de la negra... Un post genial! Y si... Yo también estoy muy pro sillas últimamente :)
    Mrs. Shabby

    ResponderEliminar
  6. Gracias Sara, por la parte que me toca. Pero la tuya también ha quedado genial y el combinado de la silla de Lorena con ese tapizado es total. Bss

    ResponderEliminar
  7. Que bonitas las tres, os han quedado preciosas, Yo tengo una como la segunda, con brazos, me la traje de casa de mi madre y la tenemos en nuestra habitación. La recuerdo en casa de mi madre de toda la vida, primero en la habitación de mi abuela, después en la mía.... y creo que ha llegado el momento de darle un lavado de cara. Hace unas semanas tuve que guardar cama por una neumonia y la miraba le decía que en cuanto me pusiese buena me pondría manos a la obra con ella...pero es que no deja de llover y con este tiempo tan horrible no me apetece sacar toda la artilleria de pintura, así que esperaremos a que mejore el tiempo.
    Un besito

    ResponderEliminar
  8. Qué ganas de salir corriendo a dar vueltas por las basuras, jeje!! Qué envidia chicas, siempre encontráis unas joyitas...tengo que cambiar de pueblo que aquí nadie tira nada!! Ah!! Me encantan como han quedado las tres sillas con sus tres estilos!!
    Bsts guapa

    ResponderEliminar
  9. Me han gustado todas las sillas y es dificil escoger una... He podido ver la silla negra, la de Lorena, en persona y queda mejor en persona.
    Besotes

    ResponderEliminar
  10. Sara, que bién reciclar!! yo no tengo paciencia para la lijadora, pero me dá mucha envidia cuando veo las cosas que haceis.
    Un besazo!!

    ResponderEliminar
  11. Muchas gracias por la mención, me hace mucha ilusión que hayas puesto una de mis sillas como muestra, gracias!!! la de Rut es preciosa en ese color tan combinable y la tuya es super dulce y me gusta el acabado que le has dado.

    Besos

    ResponderEliminar
  12. Espectaculares las tres, no sabría con cuál quedarme. El contraste del tapizado de la primera con el color negro es fantástico, y el estampado me ha enamorado. Igual las otras dos, qué decir si el gris y el rosa son de mis colores favoritos.

    Un beso,
    Sonia

    ResponderEliminar
  13. Cuando veo estos cambios me apetece ponerme YA a "restaurar" cosas jajaja, tengo alguna cosita antigua que rescatamos de la antigua #casamya preparadas para ser cambiadas. Muack!

    ResponderEliminar
  14. A cada cual mas bonita!!! Y encima les damos una nueva vida! Un acierto! Bss

    ResponderEliminar
  15. Claro que entran ganas Sara, yo mismamente recuperé una vieja silla también y quedé encantada, se ven preciosas!!
    Bss

    ResponderEliminar
  16. Me pasa como a ti, Sara, que adoro las sillas. Gracias por compartir estos bonitos trabajos de nuestros compañeros de andaduras y el tuyo... Dentro de poco tengo previsto ponerme a ello.
    Besitos

    ResponderEliminar
  17. Jo Sara que dificil elegir, para mi casa creo que le van cualquiera de las dos primeras...La tapicería de la primera es ideal, pero el color pastel de la segunda no tiene nada que envidiar!
    A la espera de las que te traes entre manos!
    Besitossssssss

    ResponderEliminar

Síguenos en Facebook